Derecho de Familia

Separación y divorcio

La ruptura de una relación implica la necesidad de regular una serie de medidas respecto de los hijos comunes, así como económicas y patrimoniales. Con nuestra amplia experiencia le asesoramos en defensa de sus intereses para alcanzar el mejor acuerdo entre las partes siempre que sea posible. En caso contrario, llevamos su caso ante los tribunales con la mirada puesta en la mejor defensa de sus intereses.

Conscientes de que la ruptura implica muy a menudo cierto impacto a nivel emocional, le apoyamos en todo momento para que Ud. tenga la mejor defensa en su divorcio, sino además para hacer que la experiencia sea lo menos dolorosa posible.

La importancia de un buen acuerdo, un buen Convenio regulador del Divorcio: Ponemos más de veinte años de experiencia a su servicio para alcanzar el mejor acuerdo de divorcio. El Convenio de Divorcio tiene vocación de vigencia en el tiempo, por ello es de suma importancia que sus intereses sean defendidos para lograr las medidas que sean justas y adecuadas a su situación.

La importancia de una buena defensa para el caso de que sea necesario litigar ante los Tribunales: Nuestra dilatada trayectoria como abogados procesalista, como abogados que litigan desde hace más de veinte años en los tribunales, y nuestra especialización en divorcios, son sin duda un bagaje esencial para que Ud. tenga una muy buena defensa de sus intereses y los de sus hijos, alcanzando el éxito deseado.

En nuestro país Ud. puede solicitar ante los tribunales la separación o directamente el divorcio, el único requisito que se debe cumplir es el transcurso de más de tres meses desde la celebración del matrimonio.

Proceso de divorcio de mutuo acuerdo

En el divorcio las partes alcanzan acuerdos sobre los hijos comunes, y demás medidas económicas y patrimoniales que se reflejarán en forma de pactos en un Convenio Regulador.

En nuestro despacho tenemos amplia experiencia en la negociación de Convenios de Divorcio, alcanzando un alto porcentaje de éxito en la defensa de los intereses del cliente. Teniendo en cuenta que el divorcio implica, en muchas ocasiones, un alto grado de estrés, acompañamos al cliente en todas las fases del proceso para incrementar en lo posible su confianza, seguridad y bienestar.

Antes de negociar el Convenio, estudiaremos todos los elementos del caso, asesorando al cliente sobre la mejor propuesta de Convenio de Divorcio. Más de 20 años de experiencia en la materia nos otorgan muchas herramientas y conocimiento para realizar la mejor evaluación, antes de plantear las bases de la negociación de los pactos del Convenio.

Una vez firmado el Convenio de Divorcio de Mutuo acuerdo seguiremos toda la tramitación del proceso ante el juzgado hasta obtener la Sentencia de divorcio.

Proceso de Divorcio Contencioso

Cuando no existe la posibilidad de acuerdo, no hay por las partes la voluntad de suscribir un Convenio de Divorcio de mutuo acuerdo, se debe proceder a solicitar el divorcio contencioso ante los tribunales. El proceso se iniciará con la demanda de Divorcio y en su caso, contestando la demanda de divorcio de la otra parte. En la demanda o contestación a la misma, se solicitarán Medidas Provisionales del divorcio si es preciso que sean resueltas con urgencia las cuestiones relativas a las visitas de los hijos menores o alimentos.

Litigar ante el juzgado requiere tener una amplia experiencia en el proceso. En nuestro caso, somos abogados procesalistas, de modo que contamos con la más amplia experiencia en procesos civiles, y dentro de éstos, en procesos de familia. Los letrados de familia del Despacho cuentan con más de 20 años de experiencia en procesos judiciales.

Medidas provisionales: En el mismo proceso de divorcio se solicitarán al Juzgado medidas provisionales que permiten resolver con carácter urgente cuestiones como la custodia o visitas de los hijos menores o el uso de domicilio familiar.

Tramitación del Divorcio ante Notario: En el caso de divorcio, si no existen hijos comunes o son mayores de edad, puede tramitarse el Divorcio directamente ante Notario Público.

¿Qué puedo reclamar en caso de separación o divorcio?

  • Vivienda familiar:

Uso de la vivienda familiar: Una de las cuestiones que debe dilucidarse en la separación o el divorcio es la relativa al uso de la vivienda familiar. Deberá valorarse si en la vivienda van a residir hijos menores, cuál es la situación económica de cada uno de los esposos, y si alguno de ellos se encuentra en una situación de mayor necesidad respecto del otro.

Para el caso de que uno de los esposos sea el titular de la vivienda familiar y tenga una mejor posición económica, se podrán regular pactos pudiendo ofreciendo alternativas a la otra parte como el pago de alquiler o el uso de otra vivienda. En casos de cotitularidad pueden alcanzarse pactos de venta del inmueble y reparto al 50% del precio.

Extinción de Condominio: En el caso de que los esposos sean titulares de una o varias viviendas al 50%, en el Convenio de Divorcio de Mutuo Acuerdo puede pactarse la extinción de la cotitularidad o reclamarla judicialmente en un proceso contencioso.

  • Custodia de los hijos menores:

En el momento de la separación o el divorcio deberá determinarse la custodia de los hijos menores. El interés del menor prevalece de modo que los progenitores deberán velar por su estabilidad. La custodia puede ostentarse por una de los progenitores con un régimen de visitas del otro, o por ambos, dando lugar en este último caso a la custodia compartida.

  • Pensión de alimentos de los hijos menores:

En el divorcio se deberá determinar el importe de la pensión de alimentos que cada uno de los progenitores debe abonar para el sostenimiento de los hijos menores de edad. Dicha pensión está destinada a sufragar los gastos esenciales como vivienda, vestidos, alimentos, formación y sanidad. El progenitor no conviviente con los menores deberá abonar la pensión al custodio. Y en algunos casos de custodia compartida también puede determinarse que uno de los progenitores abone al otro pensión de alimentos del menor.

  • Pensión Compensatoria:

En algunos casos, uno de los esposos podrá reclamar al otro en la separación o el divorcio una pensión compensatoria, cuando la separación o el divorcio le causen un desequilibrio económico respecto de la posición del otro que implique un empeoramiento en su situación respecto la que existía en el matrimonio. Para valorar si procede o no dicha pensión se tendrá en cuenta la edad, estado de salud, la dedicación a la familia, la duración del matrimonio y los medios económicos de cada uno de los cónyuges.

  • Compensación económica por razón de trabajo:

La compensación económica por razón de trabajo viene regulada en el artículo 1438 del Código Civil estatal y en la legislación autonómica.

En Cataluña el articulo 232.5 del Código Civil Catalán regula esta compensación: el cónyuge que ha trabajado para la casa sustancialmente más que el otro, o ha trabajado para el otro sin retribución, o con una insuficiente, tiene derecho a una compensación económica, siempre y cuando como consecuencia de ese trabajo, el otro cónyuge hubiere obtenido un incremento patrimonial superior, en aquellas uniones contraídas bajo el régimen de separación de bienes del Derecho Civil de Cataluña. Para determinar la cuantía se tendrá en cuenta, la duración de la dedicación, los años de convivencia, y en el caso de trabajo doméstico la crianza de hijos.

Capítulos Matrimoniales

Los esposos pueden elegir el régimen económico matrimonial en una escritura de Capítulos Matrimoniales. Tras un previo estudio y asesoramiento se procederá a elevar escritura pública en la que se establece el régimen económico matrimonial pudiendo establecer pactos en previsión de ruptura regulando los efectos para el caso de separación o divorcio.

Contratos pre y postconvivenciales

Hoy en día es muy importante poder establecer de antemano los efectos de una eventual ruptura de la relación de pareja. Tanto si se trata de un matrimonio como de una convivencia en pareja. Los contratos pre y postconvivenciales pueden suscribirse antes de contraer matrimonio o de iniciar la convivencia en pareja (acuerdo prenupcial o de convivencia), o una vez contraído el matrimonio o iniciada ya la convivencia. En dichos contratos se regularán las consecuencias personales y económicas para el caso de separación o divorcio de la pareja.

Los límites para la validez de los pactos que puedan establecerse se encuentran, de un lado, en la obligatoriedad de preservar siempre los derechos de los menores, y de otro que no resulten, al tiempo de la ruptura, excesivamente gravosos para cualquiera de los miembros de la pareja.
El objetivo de estos contratos es pactar estando la pareja en buena armonía para evitar el conflicto en caso de ruptura.

Proceso de Divorcio Contencioso

Cuando no existe la posibilidad de acuerdo, no hay por las partes la voluntad de suscribir un Convenio de Divorcio de mutuo acuerdo, se debe proceder a solicitar el divorcio contencioso ante los tribunales. El proceso se iniciará con la demanda de Divorcio y en su caso, contestando la demanda de divorcio de la otra parte. En la demanda o contestación a la misma, se solicitarán Medidas Provisionales del divorcio si es preciso que sean resueltas con urgencia las cuestiones relativas a las visitas de los hijos menores o alimentos.

Litigar ante el juzgado requiere tener una amplia experiencia en el proceso. En nuestro caso, somos abogados procesalistas, de modo que contamos con la más amplia experiencia en procesos civiles, y dentro de éstos, en procesos de familia. Los letrados de familia del Despacho cuentan con más de 20 años de experiencia en procesos judiciales.

Medidas provisionales: En el mismo proceso de divorcio se solicitarán al Juzgado medidas provisionales que permiten resolver con carácter urgente cuestiones como la custodia o visitas de los hijos menores o el uso de domicilio familiar.

Tramitación del Divorcio ante Notario: En el caso de divorcio, si no existen hijos comunes o son mayores de edad, puede tramitarse el Divorcio directamente ante Notario Público.

Reclamación del derecho de visitas de los abuelos

Los abuelos tienen derecho a ver a sus nietos. Así en los casos en los que los abuelos no mantengan relación con los padres de sus nietos podrán reclamar mantener visitas.

Reclamaciones de Paternidad e impugnaciones de la misma

Para que se reconozca la filiación respecto el padre y que en consecuencia que éste aparezca en el certificado de nacimiento, será necesario instar un procedimiento de carácter civil denominado procedimiento de determinación de la filiación ante los Tribunales, tanto si los hijos lo son fruto de una relación matrimonial como no matrimonial.

La determinación de la filiación se lleva a cabo en el proceso judicial mediante prueba siendo la más irrefutable, la científica: el estudio de ADN. Se trata de establecer la relación biológica de filiación existente entre dos personas analizando su ADN. Una vez concluida por los tribunales la existencia de filiación nacen una serie de derechos y deberes relativos a la Patria Potestad, la prestación de alimentos, el derecho de visitas, derechos hereditarios y el derecho a los apellidos del padre.

Pueden interponer la demanda de filiación: 1. – La madre puede instar el proceso para que el hijo sea reconocido por el padre a todos los efectos legales. 2. – El padre puede instar el proceso para que se determine su paternidad respecto del hijo.3. – El hijo puede instar el proceso durante toda su vida. Si es menor lo hará su representante legal.

La impugnación de la paternidad tiene por objeto el reconocimiento legal de que no existe una relación biológica de filiación entre el hijo y la persona que aparece registrada como padre en el certificado de nacimiento del registro civil.